Rena Ware

blog

2020, un año para agradecer

Motivación 29 diciembre, 2020

El 2020 está llegando a su final. En este año nos enfrentamos a muchos retos, que con ingenio y creatividad, hemos logrado sobrepasar. El 2020 es un año para agradecer. Sí, para agradecer, porque nos transformó en personas más resilientes y capaces de superar nuestras propias expectativas. Este año fue diferente, desafiante y cambió los planes al mundo entero. Por esta razón, es un año para agradecer y vale la pena reflexionar un poco sobre lo que pudimos aprender de este año tan peculiar.

Un año para agradecer

Nos reinventamos y fortalecimos 

El 2020 nos tomó a todos por sorpresa. En un abrir y cerrar de ojos la vida como la conocíamos cambió. Aprendimos que a pesar de la adversidad nuestra actitud siempre pesa más que las circunstancias. Nuestra casa se convirtió en nuestra oficina y nuestros hijos en compañeros de trabajo. Aprendimos un nuevo idioma o retomamos ese instrumento que habíamos olvidado. Nos dimos cuenta de que el ser humano es fascinante y que en los momentos de cambio uno puede desafiarse a sí mismo y alcanzar un nivel de fortaleza que supera nuestras propias expectativas.

Aprender en casa

Disfrutamos del “ Buen Comer”

Algo bueno que nos deja este tiempo es que disfrutamos de comidas hechas en casa. Dejamos volar nuestra imaginación y nos atrevimos a preparar ese platillo que tanto queríamos probar. Aprendimos nuevas recetas, conocimos los diferentes tipos de pasta, “horneamos” un pastel o torta sobre la estufa, freímos sin aceite, horneamos pan y llevamos el cine a casa con unas deliciosas palomitas con mantequilla. También, aprendimos a utilizar los Cubiertos Élite para cenas especiales en casa y nos dimos cuenta de lo versátil que son todos nuestros utensilios de cocina Rena Ware. Todo eso con el mejor ingrediente, el cariño de quien prepara la comida. Eso, sin duda, no tiene precio.

Disfrutar del "Buen Comer"

Aprendimos el valor de la cercanía 

Antes, quizás muchos de nosotros subestimábamos la importancia de un abrazo, de una cena en compañía de todos nuestros seres queridos, de un picnic en el parque, las cosas más simples se convirtieron en aquellas más anheladas. También aprendimos que no debemos estar cerca para estar unidos. Sacamos el máximo provecho de las herramientas digitales para estar en contacto con aquellos a los que amamos. Ahora, más que nunca, valoramos esos momentos especiales con aquellos que son importantes en nuestra vida.

Un año para agradecer

Volamos sin tener alas

Los días en casa nos dieron tiempo para reflexionar, para valorar y para darnos cuenta de todo aquello que hemos alcanzado o queremos alcanzar. Usamos la imaginación, hicimos de las reuniones virtuales una experiencia divertida, asistimos a conciertos desde la sala de nuestra casa, aprendimos a hacer las cosas de manera diferente y a aprovechar la tecnología para acercarnos unos a otros. Nuestros planes fueron puestos en pausa, pero eso nos dio la oportunidad de tomar un momento y aprender a apreciar nuestro presente y las cosas pequeñas que hacen de nuestra vida algo especial. 

Un año para agradecer

En el 2020 muchas cosas cambiaron. Sin embargo, permanece igual nuestra pasión por seguir disfrutando del “Buen Comer” y celebrar la vida. Sabemos que el año termina pero los retos no. Estamos preparados para recibir el 2021; continuaremos adaptándonos para aprovechar las nuevas oportunidades y estamos seguros que lo que sea que nos traiga el nuevo año, podremos enfrentarlo exitosamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dsa
Ethics in Business
Water Quality
Accredited Business