Rena Ware

blog

Salsas de mango y piña de dos maneras

Recetas 16 agosto, 2016

Dulces y a la vez saladas, con un poco de picante. Así son estas dos salsas de mango y piña que compartimos hoy y que van perfectas con un pescado, unas pechugas de pollo, o unas chuletas.

Salsa de mango de dos maneras

Es interesante el resultado que podemos obtener al utilizar exactamente los mismos ingredientes, pero preparandolos de dos maneras distintas. Eso es lo que comprobamos cuando hicimos estas dos salsas. Para ambas recetas picamos los ingredientes en pequeños cubos o trocitos, sin embargo, solamente cocinamos la mitad de los ingredientes y el resto simplemente los mezclamos y los dejamos frescos.

Salsa de mango de dos maneras

Como mencionamos anteriormente, estas salsas acompañan muy bien un pescado, pollo o cerdo y una ventaja es que las podemos preparar con unas horas de anticipación y guardarlas en el refrigerador hasta que estemos listos para utilizarlas. Si piensa preparar la salsa fresca con anticipación, asegúrese de añadir el limón hasta minutos antes de utilizarla para evitar que el limón se amargue.

Salsa de mango de dos maneras

La salsa fresca nos permite disfrutar de frutas deliciosas como mango y piña en su estado natural, que con su dulzura logran resaltar aún más los sabores de las carnes. Por si eso fuera poco, el chile jalapeño, el limón y cilantro complementan a la perfección esta salsa.

Por otro lado, cuando cocinamos la salsa, la fruta se ablanda, suelta su miel natural y se mezcla perfectamente con los demás sabores, creando una consistencia espesa, casi como una mermelada pero agridulce.

Salsa de mango de dos maneras-0864

Salsa fresca de mango y piña
¾ taza de mango picado en trocitos
¾ taza de piña picada en trocitos
1 jalapeño picado (con o sin semillas dependiendo de cuán picante lo quiera)
¼ taza de cilantro picado
½ cebolla morada picada
¼ taza de jugo de un limón
De 1 a 2 cucharadas de miel de abeja

La preparación de la salsa fresca es muy fácil, ya que solo debemos mezclar todos los ingredientes. Agregamos el jugo de limón y la miel de abejas para balancear los sabores. Por último, condimentamos con sal y listo.

Salsa de mango de dos maneras

Salsa de mango y piña
¾ taza de mango picado en trocitos
¾ taza piña picada en trocitos
1 jalapeño picado
1 chalote picado (o ½ cebolla morada picada)
1 cucharada de aceite de oliva
Jugo de un limón
¼ taza de agua
De 1 a 2 cucharadas de miel de abeja
Sal al gusto

Salsa de mango de dos maneras

Precalentamos la Saucier Clásica a fuego medio. Añadimos el aceite de oliva y los chalotes o cebolla picada y sofreímos por unos minutos hasta que estén translúcidos.

Agregamos el mango, la piña, el jalapeño, el agua y el jugo de limón y cocinamos por 15 minutos mezclando ocasionalmente. A continuación añadimos la miel, mezclamos bien y dejamos cocinar de 5 a 10 minutos más.

Salsa de mango de dos maneras

Por último agregamos la sal y chequeamos la sazón. De ser necesario agregamos un poco más de miel hasta que logremos el balance deseado entre dulce y ácido. Servimos sobre pollo, pescado o cerdo.

Ambas salsas de mango y piña quedan deliciosas y combinan todos los sabores; dulce, salado, ácido. Ahora lo invitamos a prepararlas y decidir cuál le gusta más; ¡nosotros simplemente no podemos escoger una porque las dos nos encantan!

Salsa de mago de dos maneras

Los comentarios están cerrados.

dsa
Ethics in Business
Water Quality
Accredited Business